domingo, 26 de julio de 2009

Mi pequeño cavernícola

Con un abrigo de bisón viejo horrible, hice esta foto tan bonita. Es tan blanquito mi Arnau que destaca como una perla.
Es nuestro milagro y esta foto expresa eso el milagro de la carne, el milagro de la leche materna exclusiva hasta los seis meses, el milagro del amor de sus padres.
No la he pasado a blanco y negro o a sepia, porqué se pierde la fuerza y el mensaje y así parece una foto del National Geographic sobre los hombres primitivos.

5 comentarios:

  1. Magnífica foto y precioso bebé!!! Es emocionante tu blog, maravillosos momentos compartidos!!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapas. Os quieroooooooooooooooooo.

    ResponderEliminar
  3. Una foto PRECIOSA. Me encanta. He dado una vuelta por tu blog y me gusta mucho como describes la maternidad y esos momentos mágicos con Arnau.

    Nos vemos en la próxima reunión de Mares artesanes!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Meritxell y gracias por partida triple. Mi marido Arnau y yo.

    ResponderEliminar