martes, 11 de mayo de 2010

Lletrapetits

Con motivo del sexto aniversario de Lletraferits (heridos de la letra)o typofreakis como el papá de Arnau, acompañamos a papá en su aventura de fin de semana typográfico a un pueblo de Lleida, La Pobla de Cèrvoles.
Para la ocasión un typopapá y yo hicimos unas camisetas para los niños con virutas de plastidecor, celo de carpintero y un osito tetonito.
Os paso la secuencia del proceso por si alguien más se anima.
Primero se pone con celo las letras o el dibujo que se quiera poner, en este caso lletrapetits (pequeñas letras). Luego se saca punta a las plastidecor, encima de la camiseta y las letras de celo.


Luego se plancha sin frotar, solo apoyando la plancha encima de las letras de plastidecor con un trozo de tela para no estropear la plancha. Si han quedado restos de plastidecor en la plancha, con la plancha encendida al mínimo se frota una vela y luego se raspa con un estropajo y la plancha queda como nueva. Si la tenéis vieja y sucia este truco también vale.


Cuando aun está caliente la pintura se va retirando la tela con cuidado y si vemos que por alguna zona no ha quedado impresa, volvemos a colocar y damos más calor.


Y ¡tachán! ,así queda la camiseta.


Y así los modelos Arnau y Miquel.



Aquí Arnau, Jordi y el libro del encuentro tipográfico el sábado por la mañana.


Arnau un poco asustado al ver a tanto freaky junto.


El PADRE presentando su nueva typo PONA, aunque aun no está acabada y por la cara que pone parece que ha visto algún fallo...


Y aquí presentando un libro de letras desplegables para niños. No conocían el libro y les encantó.


Momento chapas, mamáchapa. Me volví loca haciendo chapas, a ver si os las puedo poner en esta misma entrada otro día cuando las descargue. Me puse a hacer una chapa de una flor, luego de unas gotas de vino encima de una caligrafía, envoltorios de pipas y entre otras cosas un rizo de Arnau que se lo tengo guardado para cuando sea mayor y se lo quiera poner en la perfecto de cuero de su padre o en donde le dé la gana.




Momento huida de la locura chapera.


La pobre burra de la casa rural donde nos alojamos tenía más paciencia que un santo y se dejó meter dedos en el ojo (mikel fue el culpable) y tirar de las orejas (a Arnau le divertía) y las mini briznas que le ofrecían Arnau y Miquel y que la pobre burra no lograba a alcanzar...Estaban locos de contentos con semejante animal.


Esta foto me entusiasma, es la cocinera de la casa de colonias donde cada año se reúnen los lletraferits.


De picnic en la butifarrada del domingo. Por cierto, a ver si recuperamos la tradición de comer más en el campo con los niños y dejarnos de pijadas de ir a comer a un bar de carretera o a un restaurante rural. El mejor sitio para comer adaptado a los niños es un parque o el campo y no restaurantes que no existen y que no tienen zona infantil y el macmiiiiiiiii no vale, por que no lo considero un restaurante.



Aquí pasó un ángel.


Hacía mucho sol y saqué la sombrilla de emergencia del coche, es una sombrilla de emergencia aunque parece que sea de emergencia el color de la sombrilla y no la sombrilla en sí, ¿no?.


Y como nó momento cúlmine teteando con las camisetas de lletraferits y lletrapetits y bandolera africana.


A ver si para el año que viene se apuntan más familias typofreaks y hacemos actividades para los niños referente a las typografías, mientras los papis disfrutan de sus encuentros typógrafos y así los niños y sus mamás (la mayoría es masculina) entendemos un poco mejor la profesión de papá.

4 comentarios:

  1. Aquí reportando el typopapá. Las camisetas estuvieron super, pero mejor que estas… los modelos, triunfadores del fin de semana.
    Muchos besos, camisetas y tipos

    ResponderEliminar
  2. Sois lo más!!!...Qué guay!!! Qué viaje escapada!!! Me apunto ideas!!!! un beso familia, graciassssssssssss!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tu siempre tan atenta Balbina, querida

    ResponderEliminar