jueves, 12 de mayo de 2011

Camisas




Aquí os muestro unas camisas que he customizado a Arnau. La verdad es que no son para él por que no se las quiere poner, así que al primer amiguito de Arnau que pase se las regalaré.
Son del H-M y les quité el cuello de la camisa y lo hice mao (pensando en la comodidad de Arnau).
Esta la reseguí el bordado en blanco a modo de boceto y le bordé un personajillo hecho con un calcetín viejo en el bolsillo.




A esta de cuadros blancos y negros le bordé un loro-pájaro y le pinté un corazón. Me hubiese gustado que se la pusiese por que mi padre tenía una igual en una foto de su luna de miel...







No os de pena que no se las ponga Arnau que alguien las disfrutará este verano... lo peor es que tengo que ir a comprar camisetas, no me da palo customizarlas, lo que me da palo es ir a comprarlas, ¡¡¡¡¡Argssssss!!!!!.

12 comentarios:

  1. ¡Qué bonita te quedó esa camisa!

    ¿Por qué a Arnau no le gustaron?

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho la primera con el bordadito blanco, es una monada!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡qué chulas!! te han quedado preciosas! aunque seguro que las camisetas quedarán preciosas también, y Arnau irá más cómodo jejeje

    ResponderEliminar
  4. A Arnau no le mola ir incómodo y dice "camiseta papá" y aunque su padre a veces vaya con camisa el me justifica a su modo que no le molan. Nunca le he puesto camisas al niño y ya se acostumbró a ir cómodo con camisetas... aunque ayer se quiso poner un pantalón de tela africana de camisa.... a ver si va a ser que lo que no le gustan son los cuadros....
    Las camisetas seguro que triunfan y si no intentaré hacerle una africana a ver si es que es el estampado lo que no le va... ji, ji, ¡como son!.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me encantan, de verdad, la primera es genial, son preciosas!!! Me guardo la entrada! Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Tiene suerte de tener una madre tan molona el pequeñajo ehhh!


    Besos by Dave

    ResponderEliminar
  7. Dave, siempre te he dicho a ti y a Jordi que quiero un hijo como tú, muuuuuuuaks!.

    ResponderEliminar
  8. Con esto recordé que cuando yo era niña odiaba los cuellos de las blusas. Esas que debía usar los domingos para ir a misa y por supuesto las del uniforme escolar (que usé hasta los 17 años) ¡Atroz!

    No olvides mostrarnos como te quedan las camisetas que le harás a tu bello Arnau.

    ResponderEliminar
  9. Hay María que risa!!!. Yo tenía cuellos de puntillas en unos vestidos preciosos de flores que no les hacían falta las puntillas del cuello, eran de quita y pon y me los hacía una de mis cuatro tías solteras, mi tía Anita. A la que salía por la puerta o no me veía mi tía me lo quitaba y lo guardaba en el bolsillo. Con lo que me gustaban los vestidos que me hacían mis tías y ese empeño con los baberos... Args!!! Hasta los 10 años me puso baberos de puntillas, ji, ji.

    ResponderEliminar
  10. Siento mucho no poner vuestros comentarios, pero el blogger ha estado reorganizándose y se han perdido comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Yo repito, me encanta la primera camisetita, es una monada!

    ResponderEliminar
  12. Desde luego a creativa y original no hay quien te gane :) jeje

    Eso es bueno porque así nunca te vas a encontrar por la calle a nadie que vaya igual que tú :)


    Un besazo desde
    http://yoavogueytuacalifornia.blogspot.com/

    ResponderEliminar