jueves, 2 de junio de 2011

"La nueva maternidad"


La nueva maternidad.... ummmmm. Pues la verdad no se que tiene de nueva. Nueva es para mí y para las mamás primerizas como yo.
Otra cosa es que nos refiramos a la moda de "las nuevas mamás" una moda a la que me uno aunque no me gustan ni las modas (aunque sea diseñadora de moda, La Moda no tiene naaaada que ver con las modas), ni los encasillamientos.

Esta "nueva maternidad" no es tan nueva, es más bien vieja, tan vieja como la existencia de las células. Entonces... ¿por que hay madres que no tienen instinto maternal?, ¿por que perdemos la paciencia?, ¿por que no nos ponemos en el lugar del otro?, ¿por que nos cansamos de repetir 100 veces la misma cosa?, ¿por que no hacemos la comida con amor?, ¿por que hay madres que no dan el pecho por estética o comodidad?, ¿por que hay madres que dejan llorar a sus hijos?, ¿por que hay madres que prefieren ver la tele a estar jugando con sus hijos? y ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?.


Pues, por que nos olvidamos: Nos olvidamos de nuestra verdadera naturaleza, de nuestra verdadera identidad de amor, de nuestra alma, de nuestro ser. Y nuestro hijo queda abandonado, desalentado, desilusionado y desmotivado avocado a hacer como nosotros y a olvidarse el mismo de su verdadera existencia que es pura e inocente y que la perderá con los años al igual que nosotros.

"La nueva maternidad" para mí es el reencuentro con nuestra existencia celestial y el procurar mantener inalterable la existencia celestial del otro, en este caso nuestro hijo. También considero que "La nueva maternidad" es válida para nuestras madres que al vernos a nosotras hagan lo mismo con sus ahora nietos e hijos (no me gustan los enquistamientos). Me gusta la idea de que hay muchas madres que viven su "nueva maternidad" sin tener hijos, sin tener el sexo femenino, sin tener riquezas y si muchos amigos.

Cualquiera que conserve su espíritu intacto y el de los demás es una "nueva madre", da igual si tiene hijos o no o si esta vivo o no.

3 comentarios:

  1. Pufff... qué texto tan hermoso!
    He hecho un poquito de trampa, lo reconozco, porque en realidad lo que quería era leer las preciosas cosas que escribís!!! ;-)
    ¡Muchas gracias por participar!
    Un abrazo grande, Aurea, te quiero y admiro mucho!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ileana por los piropos y por hacerme pensar.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de hacer un comentario en otro blog y el principio quería transmitir lo mismo que tú has dicho tan bien, la nueva maternidad no creo que sea tan nueva, es algo que quizás estaba olvidado, pero que hace muchos años que está allí. Me ha encantado tu escrito, precioso, respetuoso y con mucha sensibilidad. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar