martes, 28 de junio de 2011

Las ciruelas de la yaya Mercé



El sábado fuimos a ver a la yaya de Jordi y cogimos ciruelas.



A Arnau le encantó coger ciruelas.





La casa de la yaya es un paraiso para Arnau, con piscina y muuuuchas plantas, la pena es que para los mayores no tanto, por que viven los mosquitos tigre y a nosotros nos acribillaron, ji, ji.

3 comentarios:

  1. Con lo que les gusta a los peques el contacto con las plantas y el agua!
    Seguro lo pasó de maravilla!

    ResponderEliminar
  2. ¡QUé gozada coger el fruto del árbol!! Y lo de los mosquitos, si estuviera yo no te picarían...¡me picarían todos a mí!jeje

    ResponderEliminar
  3. Áurea
    Quedé maravillada con todas tus fotografías. No sólo las de este post si no también las de Arnau y las frutas de la izquierda. Los colores son una maravilla.

    Saludos cariñosos desde un frío Santiago de Chile.

    ResponderEliminar