miércoles, 31 de agosto de 2011

Reflexiones estivales

Esta es Marie una niña de la misma edad que Arnau que nos encontramos en Maholyne (en los alpes franceses). Este es una anotación para sus padres: Please send an email to send you the pictures of your daughter and Arnau.
Esta es nuestra habitación en Soria, en verdad es un salón (una antigua escuela), el resto de mi familia vive en la parte de arriba en habitaciones muy pequeñitas y nosotros nos hemos adjudicado la habitación de las arañas y las moscas de las que nos protegemos con una mosquitera que hice para nuestro viaje a Senegal. La decoración es de mi padre, el puso las piedras en la pared y el hizo el cristo de madera que medio se ve al fondo, es nuestro pequeño paraiso.
Después de pasar cuatro semanas de ensueño en el pueblo junto con mis sobrinos y mi familia y el resto de los ejércitos de niños del pueblo, fuimos a una casita cerca de Lagrasse, en la que estuvimos en casa de una mujer muy agradable y encantadora. (pondré el link cuando lo encuentre).
Estuvimos en un restaurante en el que comimos escasa pero deliciosamente, en un entorno plagado de ideas creativas - arte - y con ganas de no salir de ahí si no fuese culpa del efecto guiri de ir cansados todo el día, y arrastrando sueño constante e irrefrenable.
Estuvimos solo dos noches y el día que cambiábamos de destino fuimos al Castillo de Carcasone. El castillo está espectacularente bien conservado y desgraciadamente aprestado de tiendas de souvenirs y restaurantes de tres al cuarto. Curiosamente nos dimos cuenta que en los sitios turísticos de Francia es donde están los bares y restaurantes más baratos y económicos, al revés que en España. Nos gustó mucho visitar Carcasone de noche y cenar en un restaurante cualquiera donde cenamos de diez y la decoración era muy sencilla pero con mucho charme, cosa que en españa no sabemos hacer y nos pasamos de Quitch.
Nos fuimos de Carcasonne con un atasco impresionante y llegamos a las 11 de la noche a punto de llorar a Maholyne, la verdad es que yo me encontraba en una nube metida en el coche con Jordi y Arnau sudando dormido en mi regazo, por unas carreteras forestales llenas de curvas. Pero al no saber conducir me libro de una responsabilidad importante. Despertamos en un paraiso de madera como si estuviésemos en la cabaña de Heidi.
Nos dimos un sorprendente baño de estrellas en una bañera-barril IM-PRE-SIO-NAN-TE.
Nos refrescamos en una piscina con magnífico paisaje.
Recorrimos el impresionante paisaje al final del mundo.
Nos fuimos con el recuerdo de la casa y del Edelweiss que nos regaló Gissele, después de cuatro noches con sus cuatro calurosos días.
Cerca ya de casa visitamos Les castagnoils, una casa con muuuuucho encanto rodeada de castaños y al final de un camino forestal en medio de un parque natural. Era un habitage primitivo, rodeado de piedra y madera precioso. La hostalera era joven y tiene una juventud que no se le irá aunque tenga 90 años, por que la pasión con la que te habla y el amor a los niños es tal que parece que estés en un campamento de verano.
Solo estuvimos tres noches, este es el recuerdo que les dejé a los propietarios de la casa a nuestra marcha hecho con madera de castaño. Pero la mejor despedida fue que al salir de la casa eran las 6 de la mañana y nos encontramos a 14 miembros de jabalíes, pequeños y grandes esperando a pasar unos detrás de los otros como si esperasen en un semáforo. Fue precioso y parecía que no se acababan nunca, cruzaban la carretera de piedra de tres en tres muy lenta y ordenadamente, impresionante!!!.
Finalizo con la imagen del verano y la reflexión: Arnau tiene una habilidad sorprendente con las cerillas, mecheros y lo que tenga que ver con fuego y petardos. Su pasión no es bien recibida en según que ámbitos y solo se siente comprendido ante nuestra atenta mirada de padres apabullados y deseosos de que se le pase la pasión y de unos abuelos (mis padres) que además de sorprenderse le siguen el juego y motivan aún más su imparable deseo de encender cerillas, velas troncos, hacer la comida con fuego.... etc. Después de llorar y frustrar a Arnau delante de una chimenea que no se podía encender por que no estábamos en nuestra casa y había que respetar las normas, he visto que el mundo está lleno de contradicciones y aunque vuestro hijo por suerte no tenga la misma pasión de Arnau si veis a vuestro alrededor veréis que hay muchos obstáculos y que hay que reprimirse constantemente en convivencia con otros miembros de la sociedad. Nosotros mismos somos adultos reprimidos y me da mucha pena que así sea... aunque me he llevado una alegría grande al ver que existen revistas y escuelas que si que protegen el afán de exploración de nuestros hijos (les enseñan a usar herramientas y a hacer fuego). El ser humano se ha olvidado de para que esta diseñado y manipulamos a nuestros hijos para desorientarlos y guiarlos hacia un mundo consumista en el que los “niños buenos” no molestan y están calladitos mirando la tele o jugando con algo que no haga ruido. Buffff!!!!!!. Hemos estado de cine estos 9 días en Francia en sitios espectaculares y con gente muy agradable, pero con la represión constante de tener que convivir y respetar reglas, horarios diferentes y lo duro que ha sido para nosotros reprimir nuestros impulsos estos 9 últimos días de vacaciones. ¡Que bien que se está en casa!

3 comentarios:

  1. Bonitos recuerdos estivales, sin ninguna duda. La primera foto es magnífica y la del salto me ha impresionado, me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

    Tienes toda la razón del mundo, lo reprimidos que estamos TODOS en esta sociedad y sobre todo... ¡lo bien que se está en casa! Aunque para darte cuenta muchas veces es necesario estar fuera, no? Ya pasarás los enlaces de esa señora francesa, que nosotros tenemos ganas de ir por ahí! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ainss el Arnau,...ahora cada vez se parece mas a ti ehh!

    Ya no es tan Jordi!

    Te acuerdas cuando estabamos con la broma del Pan(Cuando Jordi tenia el brazo Roto...)Pan...Pan...

    Tenemos que vernos!!!
    Besos chipless by Dave Vuitton
    New Post: Rock Star Look

    ResponderEliminar