jueves, 29 de septiembre de 2011

Crianza normal


Acabo de pasarme por el blog de Inma y al leer su última entrada, me he sentido con necesidad de gritar. Si gritar a pesar de tener la suerte de no tener que trabajar para vivir momentos inolvidables con mi hijo. Muchos padres se sienten culpables dejando a sus hijos en guarderías para poder ir a trabajar, estos padres (más madres por machismo social) son social y políticamente incomprendidos y a pesar de tener poco tiempo para disfrutar de su paternidad tienen que lidiar con los comentarios de vecinos y demás familia que les culpan de ir a trabajar y no ocuparse de sus hijos; de otro tipo de personas que  les tratan como héroes y se enorgullecen de no tener hijos para tener tiempo de crecer profesionalmente, salir por la noche y no aguantar desvelos y chiquilladas.



Otros padres van a trabajar o dejan a sus hijos en la guardería aunque no trabajen por que se creen que es normal dejar a los bebés en las guarderías y que realmente "se espabilarán", "se acostumbrarán", "tomarán responsabilidades" cuando son frases que no salen de su interior si no de voces ajenas a ellos mismos que son fruto de la envidia. Son padres que se creen esas paparruchas y las hacen propias y crea inseguridad en la familia y en la pareja.

Conozco a padres que dejan a su bebé de 5 meses en la guardería de 8 de la mañana a 5 de la tarde; pasando el bebé más horas fuera de casa que sus propios padres, por que necesitan dos horas para descansar del trabajo y poder comer tranquilos.

Me da terror ver a padres que se quejan de sus hijos y encima se quedan embarazados por segunda o tercera vez.

Sí, ya sé que hablo de cosas que desconozco, por que mi Arnau y yo compartimos espacio las 24 horas del día, espacio, para jugar, para aprender, para luchar, para reir, para llorar, para descansar... y sí, reconozco que tengo muchísima suerte. Y encima descanso y tengo mis hobbyes en sus horas de siesta.

Pero también me quejo, me quejo de la envidia que genero en personas de edad avanzada y en otras de mentalidad retrógada aunque sean más jóvenes que yo y sin niños.

El tema de la guardería como si fuese una garantía de algo y lo de salir por la noche son dos temas que me traen loca a mi, por que mi marido se evita de lidiar día tras día con las vecinas y el sale por que lo necesita mentalmente y es respaldado por nosotros.
Lo peor de todo es que nos seguimos creyendo que la mamá que sale en los anuncios de actimel es un ideal a seguir y no se dan cuenta que las madres que no vemos la tele, por que no queremos perder el tiempo de calidad con nuestros hijos vamos a otro ritmo marcado por nuestros hijos y por nuestra pareja.

Tener un coche, hipoteca y ser poco ecológicos nos hacen seguir a un rebaño que va atontado siguiendo una estela errónea y que a las grandes empresas y al estado no les conviene que seamos autosuficientes, siendo ecológicos, con nuestro propio huerto, una casita barata en un pueblo, fabricando nuestros popios enseres o un coche de tercera o cuarta mano. A las grandes empresas no les interesa que seamos autosuficientes y ellas son las culpables de que a través de su publicidad nos lleven por caminos equivocados viviendo a veces un infierno para muchas familias.

¿Es eso una crianza o una vida normal? será normal, pero no natural. El ser humano no está hecho para compartir su infancia con otros bebés luchando por las atenciones de una sola "cuidadora" para 10 niños.

Cariño y respeto por los padres que se les parte el alma al sentirse lejos de sus hijos sea por motivos laborables u otros.

Si queréis más información de como podemos cambiar nuestra forma de vivir, ser más felices y desvincularnos de la sociedad globalizada, visitad entrevistas del economista Jeff Rubin, como esta que me he leido en la revista integral Nº 367 (mucho mas extensa en la revista).


8 comentarios:

  1. Aurea, tienes razón, en esta sociedad vamos todos o van, no lo sé, como "borricos" uno detrás de otro...

    Esta sociedad pienso que anda un poco loca, últimamente lo estoy diciendo bastante... y cada vez estoy más convencida de ello.

    Como dices, no es una crianza normal, ni mucho menos... básicamente no es normal porque no es respetuosa y no es lo natural que debería ser.

    Tienes suerte de estar al 100% con Arnau y yo dentro de lo que cabe, porque mi entrada era alarmista y generalista, tampoco me puedo quejar comparado con otras mujeres. Pero todas tenemos que estar allí, para luchar, para gritar, para frenar a esta loca sociedad tan poco respetuosa con las madres y nuestras crías.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Gran, gran grito!!!
    Me han encantado las fotos!!!
    Tenía mucho sin leerte, ahora me pongo al día, me gusta mucho la nueva imagen, felcidades!

    ResponderEliminar
  3. Aurea,
    me ha encantado el post ¡claro, sencillo y contundente!
    La mejor definición de crianza que he leido... ¡natural!
    Abrazos seguidores!

    ResponderEliminar
  4. Pues aquí tienes a otra guerrera...
    la de explicaciones que tengo que dar porque Alán va a una escuela libre...sólo dos veces a la semana..y acompañado. A mi me encanta ir , jejejeej. Y no sé quien se lo pasa mejor. Ayer mismo estaban en una colchoneta elástica saltando, mientras otro niño les mojaba con una manguera, y yo muriendome de la envidia porque no puedo intervenir jejejeje.
    El mundo está lleno de borregos y encima se creen con la verdad absoluta.

    Muchos besos.
    Una cosita, este diseño es muy practico, pero a mi me gustaba más antes ;-) era más cálido.

    ResponderEliminar
  5. Magia gracias por seguir mi blog, es un blog que empezó por una necesidad egoista de desahogarme y que a veces resurge entre manualidades varias y otras inquietudes. Me gusta leer a padres que se sienten como yo.
    Patt, bonita me alegro mucho por Alán y su escuelita libre. Lo del diseño del blog, a mi me apetecía una imagen más limpia, aunque no tan acogedora.

    ResponderEliminar
  6. Áurea, grito contigo!

    A mi me gusta el nuevo aspecto ;) es muy práctico.

    ResponderEliminar
  7. Áurea, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices.
    Yo renuncié a mi empleo para ser yo quien cuide a mi hija y no una sala cuna (así se llaman por acá las guarderías)
    Pero hace poco una clienta me dijo que como su hija ya tenía 6 meses ella volvería al trabajo y estaba muy contenta porque así la hija iba a aprender a compartir con otros niños!!!! ¿¿¿???
    No entiendo eso, se supone que un bebé sólo quiere compartir con su madre o su padre y no con una señora que desconoce y otros bebés. En fin, yo sé que cada uno con su realidad, pero me molesta que la televisión, autoridades y el sistema, en general, sean tan injustos con los pequeños.

    ResponderEliminar
  8. María, las mamás o papás que tenemos la suerte de no trabajar y de poder quedarnos en casa con nuestros hijos somos muy pocos y unos afortunados. Una cosa es dejar a tu hijo en una guardería y otra muy distinta es lo de socializarlos... la sociedad, somos todos, los padres, la vecina, la profesora, los amiguitos, la panadera, el frutero, la abuela que lleva a su nieto al parque, otras mamás o papás, tíos, abuelos, etc. Eso es una sociedad y hacer una vida normal es socializar a nuestros hijos. Que nuestros niños pequeños pasen una jornada laboral con otros bebés y niños de su misma edad, eso no es socializarlos, es todo lo contrario. Muchos padres se quejan del colegio por que la pausa para comer les rompe los esquemas, tres horas por la mañana, a comer a casa tres horas y luego una hora y media por la tarde. Muchos padres dejan a sus hijos en el comedor de la escuela por comodidad...
    También es verdad que hay niños que adoran la guardería y querrían ir los fines de semana incluso.

    ResponderEliminar