viernes, 14 de octubre de 2011

Juguetes improvisados


Aquí os presentamos un trenecito, que funciona tirando del extremo de la tela. Los muñecos son pequeños trapuchones que hice hace ya tiempo. Arnau cuando se encontró los muñecos dijo, ¡que bonitos, los ha cosido la mamá!, se me saltaron las lágrimas. Los tronquitos son restos de la poda del año pasado, lijados en su base y alguno ahuecado con cincel.


Añadimos las piezas de construcción. La verdad es que hasta hace muy poco que ha empezado a jugar de manera simbólica, yo ya tenía ganas, para poder jugar con él. Pienso que me he quedado corta en mi infancia a la hora de jugar y necesito seguir investigando de manera libre, aunque la cabeza vaya por otro lado y tenga a mano la libreta para anotar anécdotas e ideas que van apareciendo.


Con un tubo de las telas que compra mamá improvisamos un agujero o chimenea por donde tirar las peonzas.


Todo el mundo me ha amenazado de que este año será duro teniendo a Arnau en casa todo el tiempo y con el invierno por delante... ¡Que pena!, no me importa no contesto por que es muy difícil explicar la de ideas que me vuelan por la cabeza para hacer con mi hijo y gracias a los blogs conozco muuuuchas más.


Como por ejemplo estos projectiles que nosotros llamamos cohetes de Tres Macarrons, nosotros en vez de usar la boquilla del glodo hemos usado el otro extremo que hace una forma de tetilla y hemos añadido otros proyectiles hechos con restos de globos rotos, papel de seda, trapuchoncitos y títeres de dedos.


A Arnau le costó al principio hacerlos volar, pero luego con la práctica se animó y se sintió muy orgulloso de sí mismo.


Por último hicimos una casita como la de DRI, la hemos hecho desmontable con clavos de tuerca en forma de palometa, para que Arnau se construya su propia morada.
Me encontré 4 días más tarde de hacer la otra casita de tela una caja enorme de colchón delante de mi casa y no pude resistir la tentación, a Arnau le ha gustado más que la de tela, aunque la de tela la usa como escenario de sus bailes.

La verdad es que los niños dissfrutan mucho haciendo sus propios juguetes, es como si las manos tuviesen mágia. O por lo menos es lo que yo pensaba cuando mi padre me hacía juguetes. Una cosa comprada acaba abandonada en un rincón igual que un juguete hecho en casa, pero con la diferencia que con uno fabricado has jugado más y al ser más barato o gratis no te sabe mal dejarlo en un rincón o tirarlo a la basura.

6 comentarios:

  1. Eres Genial!

    Solo tu podias tener tanta imaginacion love!

    Escuche tu mensaje...voy super liado pero quiero que sepas que tengo muchisimas ganas de verte, el domingo por la tarde?Si es un SI!!! enviame un sms movil.

    Besos Chipless by Dave Vuitton
    Cheap&Chic en Chiplessfashion.com

    ResponderEliminar
  2. Me han encantado los juguetes Aurea ¡el tira peonzas lo haré este mismo finde! ;-)
    si haces un acopio de materiales ahora que se acerca la Navidad y que todos los containers se llenan de cajas y cosas de distintas formas, colores y materiales podeis pasar un invierno entretenidísimo.
    Abrazos creativos

    ResponderEliminar
  3. A mí también me encanta cuando empiezan con el juego simbólico, Acher está en sus inicios, me parece una etapa preciosa, donde la imaginación y la creatividad si les ponemos los medios puede fluir sin parar.
    Como siempre, magníficas fotografías. Muchas gracias por compartirlas. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Magia: El tira peonzas, es xq Arnau tiene un regimiento de peonzas de una fase peonza que le dió. Pero pueden ser piezas de los juegos de construcción, tapes de botellas o lo que sea. Lo de encontrar joyas juguetiles en la basura si voy con mi marido lo tenemos prohibido y a veces lo he pasado mal por dejar pasar alguna caja... Aunque cuando vamos solos Arnau y yo..... Arnau trastea como nadie sobretodo si tiran cuentos en una librería o escuela, como lo que nos pasó una vez que fue mágico.

    ResponderEliminar
  5. Inma, ahora Arnau está en la fase manitas, y quita ruedas y las vuelve a montar, creo que para reyes le traerán un mecano con piezas de madera que he visto que no está mal...Ayer jugamos con los muñecos a taparlos y demás, y se siente muy identificado con los personajes, el bb tiene que dormir con papá y mamá, o ir en el coche los tres juntos... y a veces si vemos en un cuento que el bb duerme en un cuco, el quiere que se meta la mamá o el papá con él o que se vaya a la cama grande, ji, ji. Cuando le preguntas que si su cama es la pequeñita te responde que nó que es la grande... Me emociono cuando actúa así de cariñoso en sus juegos...

    ResponderEliminar
  6. Alán también ha empezado con el juego simbolico y me derrito cada vez que lo veo. ¡qué pena no tenerte cerca para ir a visitaros alguna tarde lluviosa de invierno!

    Besos

    ResponderEliminar