jueves, 1 de diciembre de 2011

Galletas navideñas.


Aquí os dejo la receta de las galletas que hemos hecho para la revista Caosmagazine.


Si queréis hacer adornos navideños comestibles, pasar un buen rato pringándoos y tener a los niños bajo control descontrolado, esta es vuestra actividad navideña para estas fechas.
Necesitaremos para la masa 600 gramos de harina, 300 gramos de azúcar, 300 gramos de mantequilla y un huevo. Y para la decoración, azúcar blanco y colorantes alimentarios.

Dejamos la mantequilla fuera de la nevera, para que se ablande y mezclamos bien todos los ingredientes que componen la masa, cuando la masa ya esté lista la envolvemos en una bolsa de plástico y la dejamos reposar en la nevera. Se puede hacer la masa de un día para otro, para aligerar la receta y tener a los niños entretenidos dos días en vez de uno. Si optamos por guardar la masa en la nevera más tiempo que media hora, antes de hacer las formas de las galletas tendremos que sacar la masa una hora antes de amasar.


La masa resultante es perfecta para los niños, ya que la ternura que da la mantequilla hace que sea muy blandita. Podéis usar moldes para galletas, pero serán más originales y más bonitos si os inventáis vosotros las formas; la pega es que es bastante trabajoso hacer las formas en papel y recortarlas con el cuchillo a mano. Si os decantáis por hacer las formas vosotros mismos poner debajo papel de horno e ir retirando la masa sobrante, recortáis el papel que sobre alrededor de la forma de la galleta y con cuidado la colocáis en la bandeja del horno sin retirar el papel. Si intentáis quitar la forma del papel de horno puede que todo vuestro trabajo previo se vaya al traste y por consiguiente no disfrutéis.


La decoración de las galletas se hace con azúcar blanco y colorante y una vez mezclados bien ambos ingredientes nos disponemos a distribuirlos con una cuchara o las manos.
Lo mejor de los colorantes alimenticios es que solo hay tres colores y es perfecto para investigar con las mezclas y su mágica transformación. Nuestro hijo nos confiscó el tarro que contenía el colorante rojo con el azúcar y ¡no salió de la cocina hasta las 10 y media de la noche! (estuvo hora y media metido en la cocina).

3 comentarios:

  1. Me parecen super tiernas!!! qué original Aurea, ya sabia yo que no podias quedarte en las formas típicas de la Navidad. ayer mismo Alán y yo preparamos raviolis y le tuve que hacer una masa con harina, agua y colorante con la que estuvo un buen rato entretenido. ¡qué casualidad!!
    Ahora cada vez que me meto en la cocina viene corriendo a ayudar, hoy ha troceado champiñones con un cuchillo y estaba emocionado de utilizarlo. Eso sí le dí uno de esos que no cortan mucho jeje.

    Tengo el blog bastante acualizado, pasaté si te aptc. El personal, claro. El proyecto del chupchup va más lento, pero está ahí.

    Besetes wapa

    ResponderEliminar
  2. Hola Áurea.
    Hace tiempo que no entraba a Tetonito´s y me lo he encontrado todo tan cambiado y lindo.
    Yo en cuanto me desocupe (quizás el domingo) empezaré a cocinar con mi pequeña galletas y pan de Pascua (una especie de Panetone, pero más húmeda) para regalar a la familia.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  3. Áurea, me parece super bonito... ¡seguro que te copio!...aunque no me quedará con el mismo arte que a ti! ¡Me ha encantado! Gracias por compartir estas cosas tan bonitas! Muakkk!

    ResponderEliminar