domingo, 26 de agosto de 2012

Otro verano más


Este verano nos hemos quedado un mes en el pueblo, lavando a mano y disfrutando de los libros y vídeos del bibliobus. Arnau ya tiene tres carnets de bibliotecas, parece que hagamos colección: el de la biblioteca de Barcelona, el del bibliobus de Soria y el de su padrina la Biblioteca Maria Barbal de Tremp (Lleida). Pues sí la abuela paterna de Arnau es una escritora de renombre aquí en Catalunya tanto que le han hecho una biblioteca con su nombre en su ciudad natal.

Mi madre está bellísima con pañuelo, como siempre la he visto yo de pequeña, ahora no se que manía le ha dado de no ponérselo... yo creo por que está aburrida de que la hablen en árabe, ji, ji, a mi también me hablan en árabe por la calle y aunque soy muy blanca, se ve que en una región de Marruecos hay mujeres blancas, altas y con ojos claros.  Tengo antecedentes árabes por ambas partes de mi familia.



Hubo fiesta de disfraces en las fiestas del pueblo y a Arnau le tuve que improvisar un disfraz de abeja (como no), con dos camisetas oversize una amarilla y otra negra y pañuelo rocker amarillo.




También pusieron inflables para los niños y eso fue ya el súmum.


Hemos tenido fiebre ferroviaria tooodo el verano, entre los trenes Tomas & Friends y la facilidad que tenemos en las tierras sorianas de vías muertas...


Arnau ya tiene su propio vocabulario ferroviario y a parte de aprender las partes del tren gracias a mi padre (sale al fondo con Jordi) el se inventa las suyas propias. Ahora mismo está caminando por una vía subida, por donde pueden pasar los coches.



La belleza de los tornillos que andan sueltos de hierro nos cautivó y a escondidas nos llevamos un recuerdo para un amigo de Arnau (Adriano) que tiene fiebre por los trenes y del que sospechamos Arnau ha cogido su pasión haciéndola suya. Arnau estaba convencido que si nos llevábamos los tornillos, Thomas se pondría triste y no podría pasar.



Tornillo que encontraba suelto, lo volvía a colocar. Fueron unos días estupendos en busca de vías, tornillos sueltos y trenes (escasos).


Este es el tren que atemoriza y apasiona a Arnau de cara negra. Pasa 4 veces al día por el cruce que está a 5 kilómetros del pueblo y del que nos hemos sacado su recorrido horario para seguirlo en su ruta y cruzárnoslo a posta. De noche impresiona más. Lo bueno es que solo tiene dos bagones y su trayecto de Soria-Madrid dura una eternidad. Tooodas las demás vías de Soria están muertas, así que si tenéis un niño apasionado por los trenes Soria es vuestro espacio. La estación de trenes de Soria tiene un taller fantasma lleno de clavos y vías amontonadas espectacular!!!!. Las ventanas viejas chirrian y todo, brsss!!!!!.


Un clásico de todos los años y visita obligada a las alpacas, con cometas, sin cometas y con look vintage, todos fuimos de cuadros!!!!.



Gracias Dios por regalarnos un verano más.


Mi hermana con su gran amor Hans-Karl. Hasta el verano que viene!!!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario