jueves, 14 de febrero de 2013

Retomamos fluidez en el blog


La culpa de tanta ausencia la ha tenido un embarazo gemelar que me ha dado bastante malestar, también la entrada en el cole de Arnau y los cambios que comportaba para nuestra familia, entre nauseas y mareos ha sido lo que ha ocupado todo mi tiempo.

 

Ahora estoy felizmente embarazada de mellizos un niño que se llamará Enric como el tio de mi marido (me encantan los nombres familiares y más si son medievales) y una niña que se llamará Áurea, como mi abuela y como yo, por deseo expreso de Jordi y de mi abuela que manda señales desde el más allá.
En las fotos salgo con un tocado a lo Joan Crawford que hice hace tiempo, Arnau dice que estaba disfrazada de piruleta, ji, ji. La camisa es de mi padre y el mono de una amiga, Liliana, es como voy a diario y es como me siento más cómoda y más ahora que ya estoy en la recta final, me quedan dos meses.


En septiembre hicimos nuestra última escursión al campo y cogimos escaramujos, que yo uso para inumerables recetas.  La más importante es el macerado de los frutos secos en agua para afecciones catarrales, resfriados o garganta. Otra utilidad es para hacer jabón de rosa mosqueta con la infusión de estos frutos. Es alimento indispensable de ovejas, caballos y vacas que pastan por los prados para reforzar sus defensas antes del invierno. 

 

En Soria hay, pero de menor tamaño y no tan abundantes y fáciles de coger como en los prados de Rialp. Crecen cerca de las moras y Arnau disfrutó mucho de la recolección de ambos frutos a pesar de los enganchones y los pequeños rasguños. El escaramujo tiene pinchos como el de las rosas, por que es una rosa silvestre y puede ser peligroso si no andas con cuidado.



También cogimos higos silvestres dulcísimos y riquísimos combinados con jamón serrano.




Arnau se hizo una casita de ramas, entre escaramujos y moras.





Luego celebramos el cumpleaños de Arnau el 27 de Enero, con cuatro años y rodeado de sus preciosos amigos, unos eran amigos del embarazo, otros de teta y otros del colegio. Su pasión son los trenes y le hicimos una targeta a corde.




Hicimos unos pinchitos para picar, estos son corazones de tomate cherrie.



Estos son setas de tomate cherrie y huevo de codorniz.



Los paraguas de quesito, por si llovía.



Y la guinda del pastel, tarta de manzana en forma de flor.




Es muy fácil de hacer se carameliza la manzana en rodajitas con un poco de agua y azúcar, cuando está frío se dispone en tiras de hojaldre y se enrollan, después de unos minutos en el horno se espolvorean con azúcar glas.



 Y hace poco celebramos los carnavales en el cole de Arnau con un disfraz hecho en casa de Comte Arnau, una especie de Don Juan Tenorio a la catalana que vaga por los bosques con una compañía de perros lobo de ojos sangrientos.



En cataluña hay mucha tradición medieval en las costumbres y festividades populares y muchos niños se disfrazan de San Jordi o similar. Siempre pensé en disfrazar a Arnau de caballero y la verdad es que además de ser un traje muy abrigado es reutilizable, para varias ocasiones de juego.

El broche de dragón lo hizo mi amiga Liliana.



Estaba feliz y hermoso!!!








































4 comentarios:

  1. ohhh, qué emoción leerte y volverte a ver por aquí! qué guapa estás, te sienta fenomenal el embarazo. Arnau qué mayor, ya 4 años, qué preciosidad. Me alegro de que estés de vuelta por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Fuistes de los primeros blog, creo que el primero, en leer y engancharme, me alegra veros otra vez por aquí, madre mía Arnau, precioso, cómo pasa el tiempo y vaya noticia más buena!!!!! se te ve radiante.

    ResponderEliminar
  3. Estás estupenda.
    Felicidades por el embarazo y por el cumpleaños de Arnau (mi chico pequeño también los cumple el 27 de enero).
    Besos.
    Mari.

    ResponderEliminar