sábado, 7 de septiembre de 2013

Recuerdos de verano

 

 Empiezo esta entrada con una imagen de amistad. Esos amigos que trae el verano, de aventuras en el campo, dando de comer a las hormigas, hacer travesuras como arrancar girasoles, comer trigo como ratones y como no, jugar con los trenes.



El amigo de Arnau se llama Diego (Diego petirrojo, como dice Arnau) y es como dicen en mis tierras, como si se hubiesen juntado el hambre y las ganas de comer.



Son imágenes del final del verano y de la tristeza de dejar los atardeceres de Soria y las grandes aventuras.




Antes del verano, Aurita y Enric eran del mismo tamaño y las mallas de Obelix que les hice les hiban muy grandes.

 
Entonces, sucedió. Los hermanitos empezaron a prestar atención a Arnau y a escuchar historias fantásticas de trenes y locomotoras de vapor y nos imaginábamos que dormíamos en un vagón de pasajeros.

  

No es Arnau, es Enric y aunque ahora uso mochila por practicidad con los dos, viven en mi espalda permanentemente y con la mochila me es más fácil cambiármelos, cuando estan intranquilos el "trapo" sigue siendo el mejor para consolar. De momento Enric es más sensible que Aurita, aunque también tenemos nuestro momento de chicas cuando los hombres están tranquilos arreglando trenes (Enric se vuelve loco cuando Jordi tiene un destornillador en las manos y el está delante).

Ahora por que nos hacen un 10% en la ferretería por familia numerosa, le he regalado un juego de destornilladores de precisión a Jordi y dice que es el mejor regalo que le han hecho en su vida!!!, ji, ji, el disfruta tanto o más con la pasión de Arnau por el ferrocarril y sus derivados.


Arnau rellenando su peluche de tren y como quería que hiciese sonido, pusimos un juguete viejo que hace mucho ruido pero apenas corre.


Sofía es una mamá de Nigeria y lleva el mismo tiempo que yo en Barcelona tiene dos hijos y me ayuda desde hace un año en las tareas de casa. Se ha convertido en una gran amiga y el amor que siente por mis hijos se nota cada vez que su presencia inunda mi casa de alegría. Me encanta hacerle fotos con los mellizos, sale muy guapa en las fotos.


Y vino Sant Joan y los petardos y Arnau se puso su camisa de maquinista aunque en verdad es de pescador (norte de Alemania), quiero hacerle una igual a Jordi. Fuimos a casa de la yaya (bisabuela de los niños) y hemos creado una tradición, ya que es un lugar seguro para que los niños disfruten de la fiesta a sus anchas. A parte que hacen petardos acuáticos en la piscina!!!. A mi me dan terror!!!.


Jordi y sus looks para no quemarse, ji, ji, rallas, cuadros, rallas. Lo que se hace por los hijos!!!!. A mi me parece que va fantástico, será el amor, ji, ji.


Con mis dos cucos, cuando Aurita empezó a pesar menos que Enric (casi se llevan un kilo de diferencia, cuando Enric era más inmaduro al nacer).


Arnau y sus primeros pinitos con el columpio (llevaba un año con miedo, se calló en el pueblo el año pasado) 


Cogiendo ciruelas.


Con los modelos de mamá y yo con un vestido en plan abuelilla que me cosí con una tela india que ya os mostraré en otro post. 



La última manualidad de Arnau antes de ir al pueblo. Aprovecho camisetas y camisas de Jordi para hacer batas a Arnau. Una camiseta la cortas de arriba a abajo y le pones un botón y queda abierta por detrás y bien cerrada y ajustada por delante.


Los primeros juegos, los trapos, las muñecas walldorf, los cuentos que crujen. 

 


Y por fin el pueblo.


Arnau comiendo trigo, herencia de su bisabuelo que se dedicaba a transportar trigo y mordiéndolo, sabía la calidad y el tipo de trigo que era.




El abuelo de Diego, Armando, nos hizo esta foto tan simpática. Gracias Armando!!!


 

Me encanta imaginarme que soy de otra época....







El viaje en tren, Quintana Redonda- Soria los 4 juntos. Otro día fue Arnau con su padre a Madrid a ver el museo del tren y en el ave a Zaragoza a ver a su primo Renzo y Sasha.


Aqui estamos  todos los primos juntos, somos 4 hermanos, al final en la comida fuimos 10 niños y 10 adultos, ji, ji.



Mi hermana Belén



Mi hermano Emilio



Mi hermano Ernesto.










Y las dos únicas primas entre tanto chico (8 niños y dos niñas) , Suzette y Aurita a no ser que haya nuevas sorpresas son de momento las herederas de hechizos y pociones máginas de nuestra gran familia.
A mi y a mis hermanos siempre nos han gustado los niños, asi que en el jardín de la escuela de Las Cuevas disfrutaron como nunca desnudos correteando detrás de una manguera huyendo de las ideas maléficas de Ernestín (2 años).
Os pongo los nombres de los niños para que veais que distintos son dependiendo de cada hermano.

Mi hermana Belén con Hans Karl (Essen, Alemania): Suzette Isabel (13), Ernesto y Jon Frederic (11). Jon es euzquera y Frederic catalán.

Mi hermano Emilio con Alexandra (Lima, Perú): Renzo (4) nombre italiano y Sasha (1) nombre ruso diminutivo de Alexandr.

Mi hermano Ernesto y Silvia (Ambos Sorianos): César (4) y Ernesto (2).

Y nosotros Áurea y Jordi (Barcelona): Arnau (4), Aurita y Enric (5 meses).

Menudas mezclas más raras que hemos hecho, ¿no?. Nuestra sangre norte africana se va mezclando, dejando paso a nuevas sorpresas.


Los días de lluvia convivíamos con las moscas en la escuela, que es nuestro hogar en vacaciones.



Jordi, con una mosca en la espalda, con Enric y su pañal cargadito, un destornillador, para arreglar trenes y su pobre ordenador que se fue de vacaciones con nosotros. A pesar de todo pudo aprovechar y adelantar una nueva tipo que se esta cociendo.


Por suerte nuestra dormíamos con tres mosquiteras que nos dejabam dormir huyendo de las moscas y las arañas, pero los cortapichas venían a molestarme cada noche mientras intentaba dormir a mis cachorros.
Les encanta la ropa blanca y el jabón lagarto, los pañales los tenía que sacudir en el jardín para que no se colasen en la cama. Pero un dato importante a pesar de su foraz aspecto no hacen nada.



Esta es la postura que me he inventado con los mellizos para amamantarlos a la vez en la cama y poder quedarme dormida. No pude hacerlo hasta que no empezaron a pesar 4 kilos, por que sus boquitas no les permitían hacer poses diferentes a la de rugbi con el cogin de lactancia.

Asi que me pegué dos meses amamantándolos sentada cada tres horas, jars!!!. Ahora duermen hasta que se oyen a los pajaritos conversar y se vuelven a dormir hasta que despunta el día.



Arnau de cabezudo persiguiendo a los niños del pueblo con su porra en las fiestas, es un "Showman". 


Lo mejor de lo mejor  Arnau y su amiga Candela jugando a ser albañiles de un castillo. Mientras sus padres soñamos con una vida en pueblos avandonados como Monasterio.

Jordi y yo nos divertimos buscando pueblos y casitas cerca de Barcelona para en un futuro poderlo hacer realidad; soñando despiertos en un universo lejos de zoológicos y guarderías. Donde los niños juegan con piedritas y escarabajos, donde se pueda ir a lavar al río, comer bajo las estrellas alrededor de un fuego, etc, etc.

Jordi sueña con su hogar ideal que es Villa Kunterbunt. Sueña con esa casa, con pequeño tío y la sabiduría de una niña punk.







Nosotros ya nos vamos imaginando un mundo asi en nuestro día a día y huyendo de las moscas del lavabo optamos por bañar a los niños en el jardín con hierbabuena y lavanda de la abuela. Este es su primer baño juntos.


Todo es posible si uno se lo propone y soñar es gratis.
 Un sueño maravilloso es lo que vivo yo a diario, gracias Jordi, Arnau, Áurea y Enric que hacéis que la mamá cumpla sus sueños de niña todos los días.





3 comentarios:

  1. Me encanta el resumen de vuestro verano, estan los tres para darle bocaicos.

    ResponderEliminar
  2. Maravilla, prodigio, alegría. Bella familia siempre, bellas energías.
    Un abrazo desde las montañas de Bustarviejo.
    TE abrazo Costurera Mágica, madre gigante.

    ResponderEliminar
  3. Te recomiendo la utilización de un corrector. Tus faltas de ortografía son terroríficas.

    ResponderEliminar