martes, 9 de septiembre de 2014

Juegos Waldorf


¿Os acordais de trapuchón? . Pues he retomado su estructura y le he cambiado el relleno sintético, por lana cardada de la fábrica de Llanes el pont de Arseguèll, 





 Le he hecho un camisón de lino muy sencillo, con las intrucciones de Freya Jaffke. 

Asi parece un bebé.



Este es el camisón con un cordón y una cinta para sujetar coronas.





Aquí Aurita lleva una de las coronas, sin ningun adorno. Sirve para atar pañuelos y transformar al niño, en hada, mamá, o princesa, brujo o lo que se imagine, también se me ha ocurrido que se puede usar para sujetar hojas y ya me estoy apurando para hacer una a Arnau y otra a Enric para estrenarlas en el puente.


Trapuchón con una capucha, podría ser cualquier cosa, una mujer, un hombre, un niño, etc.





Asi es como más me gusta Trapuchón, con un paño de ganchillo que me dio mi amiga Liliana, asi puede ser una viejecita, un bebé o una señora muy elegante.

Mágico trapuchón.

Vuelvo a ser una niña al coser cosas para las muñecas y mis niños, dedicar tiempo a algo tan simple y tan completo como jugar.

Que buen maestro es Arnau...


Limpiando el cajón de las pinturas.



Y que buen alumno, tenía muchísimo interés en coser y por fin me atreví a enseñarle, CON DEDAL!!!!!. Esta haciendo unas cortinas para una casa de muñecas, que construimos poco a poco y con mucha dedicación.



Los enanitos de mi tía Belén, siempre presentes en nuestros juegos.



Y un VASULL que hice con madera de abedul, en teoría lo usaban los pastores para beber agua e incluso se ponía en el fuego para hacerse una sopita, ji, ji.

Una hermosura de artilugio.















No hay comentarios:

Publicar un comentario